La extraña moneda de la isla de Yap

Hoy les informo de unos datos de los cuales hay muy poco escrito sobre ellos. Trata del sistema monetario (Rai) de la isla de Yap que forma parte de unas 1000 islas en los Estados Federados de Micronesia (Oceanía).
Y ustedes dirán ¿qué tiene que ver el sistema monetario Rai, con el misterio?

Pues les explico más o menos la pequeña historia de y su misterioso sistema monetario.
Las islas Yap y Palau fueron habitadas 2000 A.C, por navegantes austronesios provenidos del oeste (de las Filipinas e Indonesia). Los portugueses fueron los primeros en visitar Yap en 1525. Les siguieron algunos balleneros y comerciantes hasta los años 1870, que España y Alemania reivindicaron Yap. El asunto se estableció a favor de España por parte del Papa, pero varios años más tarde España vendió Yap y las otras islas Carolinas a Alemania en 1899.

En la actualidad la moneda oficial de Estados Federados de Micronesia, es el dólar estadounidense.
Por aquellos tiempos la moneda oficial eran las piedras Rai. Las piedras eran de roca caliza, totalmente redondas, con un círculo casi perfecto en el centro y con un peso aproximado de unos 4000 y 5000 kilos.

Los habitantes de Yap extrajeron las rocas de caliza de las islas de Palaos, distante de esta unos 500 kms. Llevándoselas con ellos a Yap en canoas y balsas. La leyenda local dice que los yapeses descubrieron las rocas calizas en Palaos hace unos quinientos o seiscientos años cuando una expedición liderada por un hombre llamado Anagumang arribó a la isla. La caliza no existía en Yap, por lo que resultaba muy apreciada por sus habitantes.


Primero, Anagumang ordenó a sus hombres el cortar las piedras con forma de ballena, aunque eventualmente se eligió una forma circular, probablemente por su mayor facilidad de transporte. Se colocaba un palo atravesado en el agujero central de la piedra, de forma que los trabajadores pudiesen transportarla con relativa facilidad. Aun así, las piedras de mayor tamaño probablemente requirieron el esfuerzo de cientos de hombres para su transporte. Los habitantes de Palaos exigieron a cambio a los yapeses el pago de cuentas, cocos y copra por el privilegio de explotar las canteras de caliza.

En 1871 David Dean O'Keefe naufragó cerca de Yap, siendo ayudado por los nativos. Ya restablecido, ayudó a los isleños a adquirir más piedras Rai, dándoles útiles de hierro, por lo que recibió en pago copra y trepang, mercancías muy valiosas en el mercado exportador del Lejano Oriente. Debido a la llegada de las herramientas, se incrementó de gran manera el número de piedras existente, creándose cierto tipo de inflación, que resultó en una depreciación de las piedras obtenidas de esta forma en comparación con las más antiguas.
El comercio de piedras Rai se detuvo a comienzos del siglo XX, debido a las disputas comerciales entre los intereses de españoles y alemanes. Las canteras fueron abandonadas. Cuando el Ejército Imperial Japonés llegó a Yap durante la Segunda Guerra Mundial, usaron gran cantidad de piedras para la construcción (tanto de edificaciones como vías de comunicación) o para hacer de anclas.


EN QUE CONSISTIA EL VALOR.
El valor extrínseco de una piedra no sólo se basaba  en su tamaño y el valor de su artesanía, sino también en la propia historia de la piedra. Cuanoo más gente moría cuando se transportaban las piedras, o si algún algún famoso navegante fue el que la transportó, el valor de la piedra se incrementaba. Su valor también cambiaba en función de la posición social del poseedor: valía más la de un "noble" que la de un plebeyo. Las piedras se usaban en las transacciones sociales como matrimonios, herencias, pactos políticos, como símbolo de alianza o simplemente como pago por comida.

Muchas de ellas se encuentran actualmente emplazadas frente a templos o caminos importantes. Aunque la propiedad de una piedra grande podía cambiar, no se solía mover la piedra en sí, a diferencia de las monedas usadas en los países occidentales ya que los habitantes de la zona conocían el nombre y la historia de todos los propietarios de las grandes piedras, inclusive las que durante su traslado terminaron en el fondo de mar como resultado de naufragio de las balsas que las transportaban desde su lugar de origen hasta Yap.
Los habitantes de esta isla aún conservan sus tradiciones más añejas. La población de la isla y los atolones que la rodean asciende a los 6.300 habitantes. Para mantener vivo su comercio, los yap utilizan un curioso sistema monetario, basado en el intercambio de piedras de distintas dimensiones; las más grandes alcanzan a medir cuatro metros y un peso de cinco toneladas. El valor de "la moneda de cambio" varía en función del tamaño de la roca. Por ejemplo, con una moneda de 10 centímetros se puede comprar un cerdo, con una de cuatro metros, se puede adquirir todo un poblado. Los habitantes de la zona conocen el nombre y la historia de todos los propietarios de las grandes piedras.
Este sistema de economía, lejos de resultar arcaico, resulta ser uno de los más vanguardistas siguiendo la tendencia económica Mundial.


Como lo mencionan los estatutos del Proyecto Venus, una economía basada en los recursos utiliza los recursos existentes de la tierra y el mar, la infraestructura, las plantas industriales, etc. para mejorar la vida de la población total. En una economía basada en recursos en lugar de basarse en el dinero, se producen fácilmente todas las necesidades de subsistencia y proporcionar un alto nivel de vida para todos. En una economía basada en los recursos todos los recursos del mundo se consideran patrimonio común de todas las personas de la Tierra, esto eventualmente derriba la necesidad de fronteras artificiales que separen a las personas.



• Latitud =  09°32'"N 
• Longitud =  138°07'"E
• Capital = Colonia
• Superficie = 102 km²
• Población = 6.300 hab.

Escudo de la isla de Yap








Bandera de la isla de Yap






Mapa de la isla de Yap











Fuentes: wikipedia

0 comentarios:

Gracias por comentar o compartir esta noticia.